Si tu eres director, gerente o propietario de empresa, manejas equipos de trabajo complejos y requieres de la toma de decisiones bajo presión, esto te interesará saberlo:

Algunos padecimientos como la gastritis, colitis, úlcera, hipertensión, problemas para dormir, son los primeros síntomas al tener un ritmo de vida demasiado ajetreado, por querer mantenerlo todo bajo control y tener mil cosas en la cabeza, pero no acaba ahí, lo que puede seguir son: embolias, paros cardíacos, trombosis, depresión, envejecimiento prematuro e incluso aumento del riesgo de cáncer, ¿hasta dónde piensas llegar? ¿cuándo piensas hacer un alto, poner atención a tu salud y comenzar a cuidar tu vida?

Quizás consideres normal la tensión que tu día a día te provoca y te resignes a sufrirla, pero ¿realmente deseas poner a prueba los límites de tu cuerpo?, ya que cuando el estrés se convierte en una constante en tu vida, tus células sufren y experimentas un rápido desgaste tanto físico como mental.

El sistema inmunológico es uno de los más afectados por este desvío de energía, por lo que es común que se presenten enfermedades después de una etapa de mucho trabajo. Esto genera además muchas de las molestias comunes, como:
Dolor de cervicales, Caída del cabello, Problemas digestivos (aumenta la acidez y puede provocar estreñimiento o diarrea), Alteraciones del sueño (85% de los casos de insomnio se deben a estrés), Mayor irritabilidad, Migrañas, Problemas en la piel, Problemas de memoria (se reduce la actividad del hipocampo -el almacén de los recuerdos-).
Así que probablemente estás poniendo en riesgo tu vida y, por consecuencia, la estabilidad de tu familia, ¿Seguro que quieres seguir así?

Tienes que saber que, aunque no es posible eliminar o evitar la ansiedad y el estrés, sí es posible aprender a manejarlo, y no se trata de tolerarlo esperando a que la situación mejore, sino aprender a enfrentarlo sin que la salud se resienta; para ello se requieren identificar los detonadores psicoemocionales, delegar tareas, practicar ejercicios de relajación y meditarentre otras cosas. Algo que suena fácil de realizar por tu cuenta, pero que generalmente lleva a dolorosas recaídas en los malos hábitos de cuidado, aunque eso se simplifica considerablemente cuando te acompaña un entrenador personal que te ayuda a analizar, identificar, reconocer y equilibrar los diferentes aspectos de tu vida y tus emociones.

El coaching de vida con la aplicación de herramientas terapéuticas cognitivo-conductuales, mindfulness, biodescodificación y numerología transformacional, es la forma más rápida y eficaz de aprender a manejarlo, ya que te ofrece todo el apoyo holístico (las partes como un todo) necesario para enfrentar la ansiedad y el estrés de manera adecuada, garantizando tu constancia y la obtención de resultados tangibles. Recibes apoyo individual (en sesiones personales uno a uno) en un espacio tranquilo y seguro en donde se resuelven problemas de comunicación, toma de decisiones, relaciones interpersonales, integración, etc., para mejorar tu nivel de vida laboral y personal, con la confianza de estar en acompañamiento profesional certificado.

Todos hemos pasado por momentos de ansiedad y estrés, y cuando nos estresamos, las glándulas suprarrenales, situadas sobre los riñones, liberan un tipo de hormona llamada cortisol, que incluso es bueno como estimulante para lograr tus metas, sin embargo, cuando se vive siempre en "modo emergencia", la mente y el cuerpo pagan un precio muy alto. Junto con el cortisol, la adrenalina, que también es segregada abundantemente cuando pasamos por períodos de estrés, se encarga de hacer que los niveles de glucosa en la sangre suban mucho, con la finalidad de proveer energía extra al organismo ante una situación de peligro. La adrenalina, además, hace que se eleve el ritmo cardíaco, la respiración, la tensión y dilata los bronquios para que entre más oxígeno. Por otro lado, reduce la circulación sanguínea en zonas como la piel, la reparación de tejidos o la digestión, para canalizarla hacia los músculos.

No pongas en riesgo tu vida y la seguridad de tu familia ni un día más. Si estás pasando por esta situación y deseas aprender a vivir una vida "stress-free", libre de los efectos de la ansiedad y el estrés, estamos para servirte.

Contáctanos o agenda una cita y aprende a gestionarte en equilibrioTu salud, tu cuerpo y tu familia te lo agradecerán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.